TRATA DE BLANCAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Un Negocio Perverso

 

“TRATANTES DE BLANCAS”

Son “tratantes de blancas” quienes integran bandas contra las que difícilmente se actúa por la complejidad de sus estructuras en las que cada eslabón tiene una función y rompe el vínculo con el resto, e incluso por la complicidad con algunas autoridades cuando se trata de extranjeras sin permiso para estar en los diferentes sitios de paso.

Viernes 3 de Noviembre de 2006

Apresan a bonaerenses que serían tratantes de blancas

La captura se produjo en Ayolas, paraguay; las jóvenes reclutadas eran ingresadas por posadas

Además fue detenida una paraguaya, quien hacía el trabajo de campo. Creen que a cada chica le pagaban 300 pesos para ir a Buenos Aires con una falsa promesa

Ayolas, Paraguay . Una pareja argentina y una mujer de nacionalidad paraguaya fueron detenidos por su presunta participación en una organización de trata de blancas que utilizaba al puente internacional San Roque González de Santa Cruz, que une Posadas con Encarnación, para llevar a cabo el ingreso de las mujeres remitidas a un burdel en el conurbano bonaerense, de acuerdo con las fuentes consultados.
La promesa que hacía la pareja a las reclutadas era la de sacarlas de la miseria económica y ayudarlas a tener un aliviado futuro económico.
Todo era mentira. Lejos de ser empleadas domésticas o niñeras terminaban inmersas en el agreste ámbito de la prostitución.
Los capturados son Marcelo Javier Cano (32) y Norma Milagros Caro (50); ambos argentinos. La restante es Feda Cristina Cabrera Álvarez (45), dueña de la casa donde se realizó el allanamiento.
Cayeron en una vivienda situada en el núcleo habitacional “Mil Viviendas”, manzana 19 del Lote 12 de Ayolas, ubicada frente a Ituzangó, Corrientes, y a 90 kilómetros de Encarnación.
Luego del arresto, fueron derivados a la cárcel regional del departamento paraguayo de Misiones, en la ciudad de San Juan Bautista.
La orden de reclusión en el mencionado presidio fue librada por el juzgado de Garantías de Ayolas, a cargo del magistrado José Centurión, luego de la audiencia celebrada con los tres detenidos en la víspera.
El operativo se inició el miércoles último a la mañana. Fue a raíz de la denuncia presentada por una mujer que había sido víctima de la organización, quien se fugó de la red que la explotaba en Buenos Aires gracias al apoyo de un cliente.
El Ministerio Público de Ayolas, a cargo del fiscal César González, montó un operativo y mediante llamadas telefónicas logró contactar a los supuestos dueños de un club nocturno que funciona en la provincia de Buenos Aires.
Específicamente el club “Bahía”, que se encuentra cerca del Cruce Varela, según los investigadores.
De acuerdo con la versión dada a conocer, Cabrera Álvarez era la encargada de contactar a mujeres paraguayas.
Luego las chicas reclutadas eran recogidas por la pareja bonaerense en su propio vehículo.
Por ese trabajo, los bonaerenses abonaban unos 300 pesos. Se cree que más de una veintena de mujeres de Ayolas fueron llevadas a Buenos Aires, a través del viaducto que une Encarnación con Posadas.
Los detenidos manifestaron que están aguardando la presencia de un abogado que partirá desde Buenos Aires.
Los bonaerenses aseguran que sólo estaban de visita en la casa de un familiar. Sin embargo, no lograron documentar los lazos de parentesco con Cabrera Álvarez, quien por el momento es la compañera de causa y propietaria de la vivienda donde cayó el trío.
El concubino de Cabrera Álvarez se encuentra recluido por robo en la cárcel regional de Misiones desde el pasado año.
La Fiscalía del caso contactó a tres mujeres que ejercen la prostitución en la ciudad de Ayolas y ellas confirmaron que Cabrera les había ofrecido trabajo en clubes nocturnos de la Argentina.
La oferta se realizó hace dos meses. Las prostitutas no aceptaron la propuesta por diversos motivos.
Además aportaron rasgos físicos de la pareja argentina. La descripción se asemeja a la fisonomía de los detenidos, según las fuentes, que explicaron que el único detalle que difiere del caso es el vehículo en el que se movilizaban Cano y Caro.
La doméstica de la detenida, en declaraciones al Ministerio Público, confirmó que hace dos meses la mujer había remitido a dos mujeres a la Argentina. La empleada dijo desconocer los nombres y paraderos. Este dato también coincide con el aportado por las conocedoras del terreno consultadas por la Fiscalía. 
“Seguimos investigando, y es probable que en las próximas horas se tenga más detenidos, por el caso”, concluyó el fiscal.

La trata de blancas, niñas, adolescentes y mujeres, las formas de prostitución infantil y de mujeres adolescentes y adultas en forma represiva y compulsiva no tienen en nuestro país una ley que castigue a sus responsables; que embolsan suculentas ganancias consideradas entre el segundo y tercer negocio del mundo, detrás del negocio de las drogas y las armas. Algo así como 33 mil millones de dólares anuales. Este negocio mafioso crece en Argentina sin límites, además no tiene castigo, reiteramos. Hay redes desplegadas en las principales ciudades del país, mientras que organizaciones internacionales cuestionan a nuestro país por la falta de legislación pertinente que reprima y persiga a este negocio perverso.

Argentina: La trata de niñas, adolescentes y mujeres no tiene condena, no figura como delito en el Código Penal
Un negocio perverso y redondo. Se vende una mujer por $ 150 y se puede alquilar por $ 100
Elena Luz González Bazán (Argenpress - Kaos. América latina) [09.12.2006 10:15] - 126 lecturas - 1 comentarios

La trata de blancas, niñas, adolescentes y mujeres, las formas de prostitución infantil y de mujeres adolescentes y adultas en forma represiva y compulsiva no tienen en nuestro país una ley que castigue a sus responsables; que embolsan suculentas ganancias consideradas entre el segundo y tercer negocio del mundo, detrás del negocio de las drogas y las armas. Algo así como 33 mil millones de dólares anuales, emparejando a las armas en algunas estimaciones.
Este negocio mafioso crece en Argentina sin límites, además no tiene castigo, reiteramos. Hay redes desplegadas en las principales ciudades del país, mientras que organizaciones internacionales cuestionan a nuestro país por la falta de legislación pertinente que reprima y persiga a este negocio perverso.

Entrar a la nueva tecnología de internet implica que el ofrecimiento de sexo es habitual, malévolo y mafioso, donde las chicas que exhiben son un comercio, pero nadie lo hostiga. El aumento de violaciones y la descomposición social no es responsabilidad solamente de la pobreza, la desocupación y la desintegración social. Lo peor es la hipocresía de una clase social con dinero y que se abastece de estas niñas, adolescentes y jóvenes que son explotadas impunemente, que se sirve de ellas, que las arruina de por vida. Las violaciones parecen haber aumentado, o lo que ha ascendido son las horas noticieros de los grandes medios.

La Organización Internacional para las Migraciones OIM sostiene que en nuestro país hay chicas y mujeres que son vendidas por 150 pesos o alquiladas por sus proxenetas, igual que un bien inmueble o mueble.

El esclavismo fue un sistema social que consideró a una parte importante de la sociedad como objeto de compra y venta, esto, no ha concluido, como se podía esperar hace más de unos 1.300 años, cuando las rebeliones de los esclavos dejaron sus vidas para ser considerados SERES HUMANOS. Por el contrario, continúa en forma moderna y renovada.

Estas cifras son las de la humillación de la mujer, vale conocerlas, porque como hemos sostenido en reiteradas oportunidades, los días implantados por las organizaciones mundiales debieran servir como forma de erradicación completa de estos flagelos. Por ejemplo, estos días como el de La Mujer o bien el de Lucha contra la violencia hacia la mujer, el 25 de noviembre pasado, no son fechas para que pacatas y pacatos hablen sobre esos días, por el contrario debieran ser de lucha, reflexión y compromiso, conciencia y exigencia de terminar con estos azotes.

Se puede comprar una mujer por 150 a 5.000 pesos. El alquiler en acuerdos sin papeles pueden ser por una semana hasta 45 días, el precio oscila entre 100 a 500 pesos.

Todo depende de la juventud de la mujer y de lo linda que sea. Este es ¨un 'sistema de plazas', que les sirve a los explotadores para hacer rotar a los planteles de sus prostíbulos y no 'aburrir' a los clientes. Al no ser un delito federal, los tratantes saltan de provincia en provincia, para dificultar las investigaciones que se inician en una jurisdicción y no pueden continuar inmediatamente en otra. Esa circulación se da, por ejemplo, en un triángulo que abarca el norte de Buenos Aires, el sur de Córdoba y el sur de Santa Fe¨, sostiene el medio Oberá digital.

Como algo increíble, increíblemente en Argentina todavía no es considerado un delito y como no aparece tipificado como un delito en el Código Penal, los expedientes judiciales se confunden con otros crímenes como: reducción a la servidumbre, secuestro, los delitos migratorios o la explotación laboral.

Por otro lado, no hay cifras oficiales, pero fuentes vinculadas al tema detectaron que el fenómeno está en auge porque se verifica, para los últimos tres años, que la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos de Inteligencia del Congreso calculó que hubo 400 casos: 'No tenemos estadísticas anteriores para comparar, pero es claro que el problema crece', sostienen.

Además, en el 2005, el Estado repatrió a 50 mujeres a Paraguay y Brasil. Las cifras extraoficiales de funcionarios de Migraciones hablan de un negocio: el de la trata de personas, que mueve unos 100 millones de dólares anuales, o sea, más de 310 millones de pesos.

Algo sugestivo para esta realidad son los dos informes internacionales que advierten sobre la realidad en nuestro país, uno de ellos es del Departamento de Estado de Estados Unidos de Norteamérica que incluye a Argentina en la listas de países ¨en observación¨ esto implica que no cumple con los estándares mínimos para la eliminación del tráfico de personas. Menciona que no hay una ley antitráfico y reclama, el Estado norteamericano, un mayor esfuerzo para perseguir traficantes. Si el tema no fuera delicado, es bueno eso que repetía Mafalda: ¨Que paren el mundo que me quiero bajar¨.

El otro informe lo dio, en abril de este año, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito que evaluó que Argentina tiene una 'incidencia media' como país receptor de mujeres y niños que son traídos contra su voluntad para ser explotados. Advirtió, además, que se llevan chicas argentinas a Italia y a España, aunque con un nivel de 'incidencia baja'.

Las rutas del terror

Decir que los traslados de las mujeres son en cientos de casos compulsivos, hoy es una noticia conocida, un hecho entendido por lo que genera este tráfico siniestro.

Miles de mujeres en el mundo son propensas a la utilización del negocio sexual, de la trata de mujeres, adolescentes y niñas.

En esta realidad hay varios partícipes necesarios: los proxenetas, aquellos que utilizan y sojuzgan a las chicas y mujeres a entregar sus cuerpos por dinero que es usufructuado por los rufianes, quienes además, las reducen a esclavitud y las mantienen encerradas, las golpean, torturan y violan para que sigan el trabajo esclavo de prostituirse. Las tienen amenazadas con seguir la cadena de castigos hacia sus seres queridos y las mantienen en total pánico, las martirizan para trabajar, las golpean cuando se rebelan, las amenazan con arruinar a sus seres queridos, esencialmente las niñas de sus familias.

Las fronteras son muchas…

Se sostiene que no necesariamente tiene que haber una frontera en el medio: el 80 por ciento de los traslados coercitivos y posterior sometimiento se da dentro del país, de zonas pobres a grandes ciudades. 'Yo lo vi, nadie me lo contó, a chicas de Misiones les meten el verso y les prometen un sueldo de 6.000 pesos por mes si aceptan trabajar en Ushuaia. Cualquiera se deslumbra, pero terminan como esclavas, muertas de frío. Se las llevan a las zonas mineras de la Cordillera o a los puertos de la Patagonia. El problema es que, si hablás, te liquidan, como hicieron con nuestra dirigente rosarina, Sandra Cabrera', señala Elena Reynaga, presidenta de la Asociación de Meretrices Argentinas.

Las formas de cooptación se han refinado desde el lugar del raptor o secuestrador o embaucador, todo tiene que ver con el nivel social de las jóvenes o mujeres que son luego reducidas a la esclavitud sexual. Hay para todos los gustos, lamentablemente.

Indudablemente internet, el denominado chateo, los llamados castings palabra en inglés, que significa la distribución de los papeles en la obra teatral. Aquí, como en tantos lugares del mundo, se ha reacondicionado para la captación de jóvenes mujeres para otras formas de espectáculo de lo más variado. Estos enlaces llamados ¨castings¨ que dicen son para películas con promesas de dinero rápido y fácil lleva a invitaciones a fiestas ´swingers¨ otra palabra en inglés, donde la dominación cultural se asienta, se consolida, estos son otros señuelos, además de los boliches bailables y los denominados servicios de búsqueda de pareja.

Existen los teléfonos especiales con compromiso de distintos tipos de mujeres que ofrecen sus servicios. A esto se puede sumar que en un canal por cable de avisos se pueden observar a las mujeres ofreciendo servicios especiales.

Pero hay otra realidad más flagelante que tiene que ver con las formas en que las niñas, adolescentes y mujeres de las clases más bajas son embaucadas para trabajos que no existen, terminando entre las redes de la prostitución, privadas de la libertad y condicionadas de por vida, sino media nadie que las salve, de vivir una vida indigna, soportando golpes y utilizadas por proxenetas y redes de prostitución.

Susana Fraidenraij, Coordinadora de un estudio sobre la trata de personas en Argentina que será presentado por la OIM en diciembre afirmó que: 'Hay que sospechar también cuando aparecen desconocidos que ofrecen trabajo en zonas pobres, casa por casa, o hacen circular el rumor de que necesitan mozas o niñeras para trabajar en otra provincia, por un buen sueldo',

Si se realiza una consulta telefónica llamando a los avisos que ofrecen sexo se puede percibir tensión detrás de las cálidas bienvenidas: 'Lindo, te puedo hacer lo que quieras.... Pero, ¿cómo me vas a preguntar si me trajeron engañada? Mentira. Y si alguien te dice que es verdad, la matan', dijo una voz, primero vestida de cariño, después de temor, pero no de silencio: 'Mirá, te sacan los documentos y no podés hacer más nada, dependés de ellos, pero no puedo hablar, dejame trabajar lindo, por favor'.

Elena Reynaga quien no ha dejado de levantar su voz para reclamar el esclarecimiento del asesinato de Sandra Cabrera sostiene: 'A las dominicanas les cobran 4.500 dólares para devolverles el pasaporte'.

¿Caben dudas que esta es una de las formas de condicionar a las muchachas, sustrayéndoles sus documentos? ¿No es la forma que también se utiliza con los inmigrantes, por ejemplo bolivianos, que trabajan en los talleres clandestinos de la Capital Federal? en forma sobre explotadora, largas jornadas, apiñados, viviendo en la promiscuidad, avasallando a las familias y extorsionándolos para que no hablen porque les faltan los documentos de identidad.

La misma extorsión es utilizada con las mujeres para prostituirse, se trata en definitiva de formas de súper explotación de la mano de obra, doblegar para extraer el máximo de ganancia. Todo lo parecido con el esclavismo no es casualidad, es parte de un sistema social y político que se basa en la ganancia máxima y la renta diferencial de la tierra.

Por ende, cuando desde las máximas figuras de este gobierno se sostiene que el capitalismo es la mejor forma de vida, como dijo la senadora Fernández de Kirchner, en Estados Unidos, habría que preguntarle ¿si acaso conoce que es la prostitución infantil?

El sometimiento, el terror, la sustitución de identidad, la sobre explotación de la mano de obra es otra variable de este sistema capitalista actual que le gusta preferentemente a estos paladines del gobierno nacional.

El capitalismo, en cuanto a esta forma de explotación de la mano de obra femenina, tiene claridad en su ejecución, practica su explotación malévola que no tiene ningún tipo de represión estatal, está consentido por omisión o porque no hay políticas de Estado que radiquen este cáncer; donde las únicas víctimas son las niñas, adolescentes y mujeres, por ende, sus cuerpos generan una rentabilidad de millones de dólares que se vuelcan en las arcas de un sistema infame y de opresión.

Por otro lado, Fraidenraij, de la OIM sostuvo que: 'El cliente no necesariamente sabe que es cómplice del negocio y hubo muchos casos donde gracias a ellos las chicas pudieron escapar del infierno, porque les prestaron un celular para llamar a la familia o porque las sacaron del prostíbulo'. Digo, sobre estos casos, ¿Cuántos fueron? El cliente que colabora en este tipo de prostitución es cómplice, como son cómplices y responsables los camioneros que levantan a las niñas en Nueva Pompeya, son cómplices quienes utilizan estos servicios, o ahora nos vamos a creer que estos hombres, por llamarlos de alguna forma, que utilizan de estos servicios no saben de estas redes de prostitución.

Los funcionarios de estos organismos internacionales y los funcionarios argentinos, evidentemente, no tienen idea de los rastros de por vida que deja la violación-prostitución. Viven en otro mundo, hablan, pero están alejados de la realidad social.

No se regresa jamás del ridículo, cuando se persiste eternamente en él…

Información Adicional
Tema :
Derechos Humanos en Argentina


Aportado por M@ite

 

VOLVER

 

 

   

www.paraderos.com.ar | info@paraderos.com.ar